> > Marketing inmobiliario


Cómo hacer un plan de marketing tradicional y digital inmobiliario

Por



Es fundamental cuando nos metemos en cualquier proyecto empresarial que desarrollemos un plan de marketing tradicional y digital, si es que no queremos quedarnos atrás frente a la competencia.

Si has llegado hasta este artículo es porque te has dado cuenta de que el sector inmobiliario está cambiando y, aunque ha sufrido un desplome después del estallido de la burbuja con la crisis económica, lo cierto es que está empezando a repuntar tanto en alquileres como en ventas.

En primer lugar debes establecer una buena idea del proyecto y cuál es el valor añadido que vas a dar a tu inmobiliaria para que se diferencie de las demás. Haciéndote algunas preguntas como qué es lo que voy a ofrecer y cómo voy a hacerlo.

Así, la primera fase para hacer un plan de marketing inmobiliario es el propio estudio interno, por lo que tendrás que establecer la misión de tu agencia inmobiliaria, sus valores y su visión o lo que pretende conseguir.

Muy relacionado con este último punto está otra de las fases fundamentales que es la definición de objetivos del plan de marketing, y no te olvides de que deben ser realistas y cuantificables a lo largo del tiempo.

Cómo y por qué realizar un análisis del mercado inmobiliario

En primer lugar estudiaremos lo que se llama macroentorno, o lo que es lo mismo, la situación económica, social y política, además de factores como los demográficos, los culturales, los legales o los tecnológicos, para así no dejar ningún aspecto a tener en cuenta fuera de nuestro plan.

Para llevar a cabo la idea de negocio necesitarás realizar un análisis DAFO, o lo que es lo mismo, estudiar la situación actual del mercado inmobiliario con sus amenazas y sus oportunidades, así como las propias fortalezas y debilidades de tu gestión inmobiliaria.

Dentro de este análisis es muy importante conocer a nuestra competencia, quién o quiénes son, qué servicios ofrecen, dónde y cómo lo hacen. ¿Se ocupan de casas en venta o alquiler de viviendas?

Tener todos los datos sobre ellos no solo te ayudará a saber lo que ofrecen otros portales inmobiliarios, sino también hacer estrategias de marketing inmobiliario que superen a las de tus competidores ofreciendo algo más a los posibles clientes.

En este apartado del análisis no podríamos olvidarnos del público objetivo, una definición detallada del perfil de persona que podría estar interesada en las propiedades y bienes raíz que ofrece tu inmobiliaria al público objetivo. No vale con decir que quieres captar hombres y mujeres de entre 16 y 50 años, es decir, el mercado al completo.

No funciona así, y es un error muy habitual de segmentación en las empresas que comienzan a dar sus primeros pasos o que han tenido que reinventarse en Internet.

Establecer las estrategias de marketing inmobiliario

En el marketing tradicional inmobiliario era común establecer unas estrategias conocidas por todo el sector de la promoción de viviendas, pero es un modelo que por sí solo, sin ayuda de las nuevas tecnologías, no tiene nada que hacer frente a la feroz competencia de un mercado cada vez más cambiante y sensible.

Entre estas estrategias de marketing inmobiliario offline está la publicidad unidireccional como principal caballo de batalla, con el buzoneo de folletos, anuncios en medios de comunicación y patrocinios, o el denominado marketing de guerrilla.

Estrategias que aún no han pasado de moda y que siguen teniendo su efecto en ciertas porciones de la sociedad o de nuestros posibles clientes potenciales, aunque el futuro está en el marketing inmobiliario de contenidos en Internet.

El marketing online, por tanto, se convierte en clave para no quedarnos atrás en el sector inmobiliario. Aquí encontramos la publicidad online, o lo que los expertos llaman posicionamiento SEM, que es la aparición en las primeras posiciones de un buscador como Google pagando por ello. A diferencia del posicionamiento SEO que es gratis.

Una forma de publicidad pagada que también podríamos realizar mediante la inclusión de un anuncio en un medio de comunicación online, un blog o un portal inmobiliario. Sin olvidar la importancia de Redes Sociales generalistas como Facebook o Twitter para su uso a nivel local, de ciudad o incluso barrio.

Acciones del plan de marketing digital inmobiliario

Pero una vez que tenemos establecidas las estrategias de marketing para agencias inmobiliarias que debemos llevar a cabo tenemos que definir las acciones concretas, como:

  • Rediseñar la página web: si es que presenta algunos problemas de usabilidad, legibilidad o imagen.
  • Mejorar o crear contenido online de interés con la publicación de vídeos, imágenes, presentaciones, y artículos relacionados .
    Configurar los perfiles en redes sociales y compartir los contenidos de otras plataformas como nuestro blog, canal de Youtube o entradas de la página web.
  • Campañas de publicidad en redes sociales como Facebook Ads segmentando al máximo posible el público objetivo, el contenido que busca, y desde dónde lo hace.
  • Posicionamiento SEO en Google teniendo en cuenta los cambios en el algoritmo, que desde 2017 premia y por tanto posiciona mejor en el buscador a aquellas webs que tienen contenido de calidad y adaptado a los dispositivos de los usuarios.

Por esto cabe mencionar la importancia del posicionamiento SEO, o lo que es la mismo, la optimización para saber cómo posicionar mi web inmobiliaria en los primeros lugares de Google, incluso por encima de portales como Fotocasa o Idealista.

Esta herramienta de marketing online nos permite mejorar nuestro posicionamiento de forma gratuita, en base al marketing inmobiliario de contenidos de calidad, y búsquedas relacionadas de los usuarios a los que queremos llegar a través de la estrategia digital.

Establecer un calendario de acción para tu agencia inmobiliaria

Para llevar a cabo todas estas acciones del plan de marketing inmobiliario es necesario establecer un calendario en el que se planifique qué acciones se van a realizar en cada periodo de tiempo.

Si contamos con un equipo de más de una persona no podremos olvidar la importancia de la comunicación y marketing a nivel interno, ya que la clave de la buena marcha de un negocio está en su organización.

Por último, aunque no menos importante, debemos realizar un seguimiento y control de resultados para poder modificar aquello que no esté dando los resultados esperados, antes de darnos de bruces con unos resultados negativos por una mala gestión inmobiliaria.



¡DEJA AQUÍ TU OPINIÓN!